This page has been auto-translated into Spanish. Click here for details



Activo en la República Democrática del Congo desde hace casi diez años, el equipo del Cluster de Logística está compuesto por 10 personas repartidas en cinco ciudades. En el centro de su estrategia está la formación del personal local e internacional en una amplia gama de temas logísticos, pero ¿por qué la formación es un aspecto tan importante de su trabajo?

Geográficamente, la República Democrática del Congo es, con mucho, la mayor operación del Cluster Logístico. La carretera que va de Kinshasa a la ciudad oriental de Goma, junto a la frontera con Ruanda, se extiende a lo largo de más de 2.700 km. Bunia, una ciudad junto al lago Alberto y la frontera con Uganda, se encuentra a 2.000 km al noreste de Kananga, la cuarta ciudad más grande del país y sede de una base logística diversa en la que el clúster apoya a los socios que operan en Kasai Central.

Además de facilitar el transporte por carretera y aéreo, y el almacenamiento de los cargamentos de ayuda, el Cluster de Logística está profundamente comprometido con la tarea de formar a los trabajadores humanitarios para asegurarse de que sus habilidades logísticas están a la altura de los difíciles retos que plantean las crisis de Kasai, los Kivus, Tanganica y, más recientemente, Equateur.

Las cifras de personas afectadas por varias crisis en todo el país son sorprendentes. En Kasai, 3,2 millones de personas siguen sufriendo inseguridad alimentaria, mientras que 750.000 siguen desplazadas debido a los continuos enfrentamientos. En el este del país, el conflicto armado en Kivu del Norte y Kivu del Sur ha desplazado a más de 1.700.000 personas. En Tanganica, más de 800.000 personas carecen de acceso a bienes, servicios y medios de vida básicos (ReliefWeb, 2018). En la provincia occidental de Equateur, en mayo de este año, el noveno brote de la enfermedad por el virus del Ébola de las últimas cuatro décadas causó más de 25 muertes en menos de un mes (OMS, 2018).

Además de las limitaciones de origen humano, la frecuencia y abundancia de las precipitaciones (una media de un metro al año) durante la estación de lluvias es una de las principales causas de daños en las infraestructuras viarias. A menudo, las carreteras se vuelven intransitables, lo que ralentiza y a veces incluso bloquea la entrega de ayuda humanitaria de emergencia y aumenta considerablemente su coste. Por término medio, un camión con 20 toneladas de alimentos tarda una semana en recorrer la carretera Tshikapa-Kananga, un tramo de 260 km vital para la respuesta de emergencia en la provincia de Kasai en el que los camiones a veces pueden quedarse atascados hasta 15 días.

Disponer de personal humanitario local especializado que pueda proporcionar de forma rápida y eficaz datos para mapas como carreteras bloqueadas, puentes rotos o ubicaciones de almacenes es esencial para una respuesta de emergencia, de ahí que la formación en temas como los sistemas de información geográfica (SIG) sea tan importante para el equipo del cluster en la RDC.

"Queremos formar grupos de personas con conocimientos críticos y las aptitudes adecuadas, de modo que si se produce una emergencia, los responsables de la toma de decisiones ya dispongan de los conocimientos necesarios para actuar de inmediato y con conocimiento de causa", afirma Hannoa Guillaume, responsable de gestión de la información del Cluster de Logística. "En la RDC falta capacidad para recopilar información geográfica, trazarla y difundirla. En la reciente emergencia del ébola, cuando se trató de elaborar mapas, las capacidades estaban al límite y el gobierno dependía en gran medida de sus socios para esta tarea. Optimizar el movimiento de carga se hace simplemente imposible si no se puede, por ejemplo, señalar con precisión una pista de aterrizaje en un mapa. Encontramos un miembro del personal con conocimientos de SIG, pero si hubiéramos podido contar con una batería de personas que señalaran con precisión los lugares clave, habríamos podido elaborar mapas mucho más rápidamente para la comunidad humanitaria en general."

Hay un alto nivel de expectación y aprecio por los diversos eventos de formación, que son muy bien acogidos por la comunidad humanitaria en la RDC. "En nuestro caso, la formación sobre almacenamiento nos ha ayudado a mejorar la forma en que gestionamos nuestras existencias en los almacenes. También me ha enseñado nuevas formas de organizar las actividades del almacén, como la recepción, la expedición, los inventarios y la gestión de mercancías peligrosas", afirma John, compañero logista de Première Urgence Internationale.

John formaba parte de los 28 logistas, todos de nacionalidad congoleña, que participaron en la formación sobre almacenamiento organizada por el Grupo de Logística en Kasai. Desde los procedimientos administrativos básicos hasta las medidas de seguridad, el curso tiene como objetivo desarrollar las habilidades de los logísticos para gestionar mejor el almacenamiento de la carga que salva vidas, como alimentos de emergencia, artículos de salud y aseo, material médico y kits de refugio.

A partir de junio de 2018, el equipo del Clúster de Logística en la RDC continúa ofreciendo capacitación en gestión de almacenes, configuración de MSU y SIG para los trabajadores humanitarios en todo el país.

Para comodidad de los usuarios del sitio web del Cluster de Logística, algunos contenidos se traducen a diferentes idiomas mediante una herramienta de traducción automática. Al utilizar estas traducciones, tenga en cuenta que puede haber diferencias o discrepancias con el contenido original. El Cluster Logístico no es responsable de estas traducciones ni de su exactitud. El texto en la versión original debe ser considerado como la referencia.